Llámanos ahora!

USA 1-(323) 283 8249

Europe 44-203-8070-958

EL CICLO MÉDICO

Una vez que la donante sea elegida por el perfil del destinatario desde la agencia o desde la base de datos clínica, ésta se somete a un proceso exhaustivo de pruebas médicas, psicológicas y genéticas. Estos exámenes son costosos y necesitan tiempo, de este modo, las agencias deben primero confirmar que la combinación esté garantizada antes de invertir en este proceso.

En países donde las donantes deben permanecer en el anonimato, las donantes son elegidas por el médico del destinatario, consultando previamente a los futuros padres o destinatario. Una vez confirmada la selección, su donante será derivada a un psicólogo que, a través de una serie de visitas, evaluará si está mentalmente preparada para emprender y completar todo el proceso de donación de forma segura y exitosa.

The Medical Cycle

Seguidamente, la donante se someterá a un examen médico integral, que se inicia con un análisis de sangre para comprobar sus niveles hormonales, descartar enfermedades infecciosas o uso inadecuado de fármacos, consumo de drogas y para confirmar su grupo sanguíneo y el factor Rh. A continuación, se realiza también un examen pélvico para comprobar el estado de salud de los ovarios de la donante, útero, cuello uterino y otros órganos reproductivos.

En los casos de subrogación, se realizan las mismas pruebas médicas y psicológicas a la donante llevándose en paralelo con la madre sustituta, con el fin de asegurar los resultados óptimos de la concepción, el embarazo y el parto. También se efectúa un historial médico familiar completo, incluyendo tres generaciones.

En algunos casos, las pruebas genéticas también pueden ser prescritas con el fin de descartar que la donante no tenga mutaciones (por ejemplo, la fibrosis quística). Sin embargo, no todas las clínicas realizan dichas pruebas, por ello, si es algo que le preocupa, debe aclarar directamente con la clínica si este tipo de prueba será realizada.

Después de completar las pruebas y firmar el contrato legal, la donante inicia el ciclo de donación, que puede durar entre tres a seis semanas. Las píldoras anticonceptivas son administradas durante las primeras semanas del proceso de recuperación de óvulos para sincronizar el ciclo menstrual de la donante con la receptor/sustituta. Estas tomas con continuadas con una serie de inyecciones que detienen el funcionamiento normal de los ovarios de la donante. Seguidamente, se suministran las inyecciones de la hormona folículo-estimulante (FSH) a la donante con el fin de estimular la producción de óvulos y aumentar así el número de folículos producidos por los ovarios. Normalmente, al final de este proceso cada folículo contiene un óvulo maduro, pero también puede contener solamente líquido o bien, de dos a tres óvulos. Únicamente gracias a un microscopio especial en condiciones de laboratorio se pueden contar el número de óvulos disponibles, aunque previamente se haya estimado una cifra aproximada mediante el número de folículos que se ve en la prueba de los ultrasonidos.

viva family guaranteed program

A lo largo de todo el ciclo, se controla tanto el crecimiento de los folículos como el bienestar general de la donante mediante ecografías que permitirán monitorear cuidadosamente la paciente, y también con analíticas de sangre. Una vez los folículos alcanzan un determinado estado de madurez, el médico determinará una fecha y hora para la extracción de los óvulos.

El último paso en este proceso de estimulación ovárica, responde a la inyección de la hormona gonadotropina coriónica humana (conocida como HCG), ésta se administra a la donante exactamente 36 horas antes del procedimiento de extracción para garantizar que sus óvulos están listos para ser recolectados. Este procedimiento responde a una cirugía mínimamente invasiva que se realiza normalmente bajo anestesia general o sedación con una duración de aproximadamente 20-30 minutos. Se introduce una aguja especial guiada por ultrasonido a través del útero para aspirar los folículos en ambos ovarios, posteriormente se introducen dichos folículos en tubos de ensayo clínicos que se derivan cuidadosamente al laboratorio, donde se contarán los óvulos.

El tiempo de recuperación de la intervención quirúrgica es de alrededor de una a dos horas. Después de que la donante haya descansado, comido y también haya estado en observación con el equipo médico, puede volver a casa para descansar y al día siguiente puede retomar sus actividades con normalidad.

CONTÁCTENOS